Hogarcasamiento → Renovables y biodive...

Renovables y biodiversidad, el futuro de la energía verde

Endesa cuenta en España con un total de 280 instalaciones renovables repartidas por toda la geografía del país. Unas plantas que producen energía limpia y que, desde hace un siglo, se han convertido también en algunos casos en un refugio para la biodiversidad.

Murciélagos, tortugas, ovejas, aguiluchos, plantas aromáticas, mejillones, reptiles, sapos, abejas, y hasta osos conviven en los entornos de las plantas renovables de la empresa, gracias a la apuesta que esta hace por "compartir y no competir por el uso del suelo", tal y como explica el director general de Generación de Endesa, Rafael González. "Nos encontramos inmersos en un proceso de descarbonización que tiene como eje principal la sustitución de la generación a través de energías fósiles por el desarrollo de nueva capacidad renovable. Un desarrollo que llevamos a cabo a conciencia, siempre de la mano de las personas de los entornos donde construimos y con la biodiversidad como eje común que nos permite integrar la protección del medioambiente", matiza González.

Galicia, Castilla y León, Aragón, Cataluña, Murcia, Castilla la Mancha, Extremadura, Andalucía e Islas Canarias son las comunidades autónomas en las que Endesa ha desplegado su actividad de protección de la biodiversidad, acciones que se seguirán extendiendo por todas sus instalaciones renovables en España. En este recorrido por el mapa de la biodiversidad de sus plantas renovables, destacan iniciativas como los estudios de compatibilidad de especies como lobos, zorros, corzos y liebres en el entorno de las plantas eólicas ubicadas en Galicia.

Pero no solo especies animales, pues también se han logrado preservar especies vegetales que estaban desapareciendo como la 'Centaurea ultreiae', de muy difícil reproducción y de la que se descubrieron algunas decenas de ejemplares en el entorno del parque eólico de Castelo (Coristanco y Tordoia, La Coruña). Esta especie se está recuperando gracias a un programa de mejora de la biodiversidad que está desarrollando la división de energías renovables de Endesa, Enel Green Power España, tanto en este parque como en el de Careón (Palas de Rei, Lugo), donde se está recuperando la 'Armeria merinoi'.

y medioambiente

Siguiendo por el norte de España, en Castilla y León Endesa también ha llevado a cabo estudios de sinergias entre las plantas renovables y especies animales como lobos, zorros y liebres en las plantas eólicas que la compañía tiene en Ávila. Una serie de estudios que demuestran los beneficios de la convivencia de la tecnología y el medioambiente.

Además, en esta zona, donde desarrolla su actividad de generación renovable a través del viento, la compañía está llevando a cabo una colaboración muy estrecha con el colectivo Azálvaro para preservar los muladares, en concreto el del Espinar. De hecho, estos espacios representan la principal fuente de alimentación para multitud de especies animales, sobre todo en época de escasez de alimentos como es el invierno.

En Aragón, Endesa, a través de Enel Green Power España, está desarrollando iniciativas encaminadas a la protección de avifauna como el Milano real, la alondra ricotí o el cernícalo primilla en los parques eólicos de Campoliva I, Santo Domingo de Luna, Los Gigantes y Oriche, ubicados entre Zaragoza y Teruel. En concreto, en Campoliva se está construyendo un edificio primillar para el cernícalo primilla. Estas construcciones permiten la nidificación de estas aves a través de técnicas de 'hacking'. En el parque eólico de Santo Domingo de Luna también se están llevando a cabo este tipo de construcciones, mientras que en el de Los Gigantes se está realizando en colaboración con AMUS un estudio para la reintroducción del Milano real en Aragón, gracias a la liberación de varios de estos ejemplares en el entorno de los parques naturales de la zona. Y, en la planta eólica de Oriche, en Teruel, la protagonista es la alondra ricotí, una especie considerada amenazada, gracias a la generación de un hábitat de 20 hectáreas para su conservación.

En Cataluña, por otra parte, Endesa está desarrollando numerosas acciones de conservación de la biodiversidad en el entorno de sus centrales hidroeléctricas. Estas actuaciones están encaminadas a la conservación de especies como el murciélago o la tortuga mediterránea. En particular, en las galerías de las centrales de Cataluña se han instalado casas para murciélagos que actualmente están permitiendo llevar a cabo estudios del comportamiento de esta especie, controlando su población y estado de salud. Asimismo, se está reintroduciendo en el embalse de Flix la tortuga mediterránea, una especie considerada en peligro de extinción. Endesa colabora con la asociación Trenca de la zona, que lucha por la defensa y la conservación de la fauna, especialmente en la comarca de Les Garrigues (Lérida).

Renovables y biodiversidad, el futuro de la energía verde

Pero también hay especies cuya población se controla precisamente por la actividad de generación eléctrica de Endesa, como es el mejillón cebra. En el entorno de sus embalses en Cataluña se están llevando a cabo estudios específicos para el control de esta especie con actuaciones concretas encaminadas a la protección del medioambiente en estos entornos.

Asimismo, también se están elaborando estudios de sostenibilidad de los recursos hídricos ante los efectos del cambio climático. En concreto, en la cuenca del Noguera Pallaresa se están revelando como una herramienta clave para la conservación de los ecosistemas de la zona.

En la Región de Murcia, Endesa también está llevando a cabo iniciativas innovadoras en lo que a protección de la biodiversidad se refiere. En la planta solar de Totana está desarrollando un cultivo de especies hortícolas autóctonas bajo los paneles fotovoltaicos, que está permitiendo desarrollar una sinergia perfecta entre uso del suelo industrial y agrícola al mismo tiempo. En esta planta fotovoltaica además, se ha desarrollado un corredor medioambiental que sirve no solo de pantalla vegetal, sino también para el anidamiento de numerosas especies que están encontrando un hábitat seguro en estos entornos.

Además, se está utilizando el pastoreo como medida de desbroce natural de la planta solar y se está desarrollando actualmente un sistema de control de plagas a través de la instalación de nidos y posaderos de especies rapaces que pueden terminar de forma natural con las plagas. Una sinergia completa para desarrollar una actividad que permite generar energía limpia.

Endesa.

Desarrollo de especies

En Castilla y la Mancha, la planta eólica de Montilla (Cuenca) cuenta con medidas agroambientales en una superficie de 20 hectáreas para favorecer el desarrollo de especies como el sisón común, considerada protegida. Estas mismas acciones se están aplicando en las plantas eólicas de Peña II y Picazo, en Guadalajara, donde gracias a una superficie de 20 hectáreas se ha aumentado la interconexión de las metapoblaciones de alondra ricotí.

Por otro lado, en Extremadura, donde Endesa cuenta con siete plantas solares en operación y ocho en construcción, se están llevando a cabo numerosas acciones con el fin de dar un uso al suelo que beneficie al entorno. En este sentido, todas las plantas en operación cuentan con la colaboración de pastores locales para el desbroce del terreno y, en muchas de ellas, como en Valdecaballeros, Augusto y Logrosán, se están desarrollando cultivos agrivoltaicos en colaboración con el Cetaex (Centro Tecnológico Agroalimentario de Extremadura). Además, también se impulsan acciones de protección de avifauna como la siembra de cereal, la instalación de palomares o majanos.

En materia de control biológico de plagas, en Logrosán también se están instalando nidos-posaderos para rapaces, paseriformes y quirópteros. Esta medida también se está empezando a implantar en otras plantas solares como la de Valdecaballeros, donde además se está estudiando la restauración del hábitat de charcas para la conservación de anfibios y reptiles, entre otros seres vivos. Además tanto en Valdecaballeros como en Logrosán se llevarán a cabo corredores ecológicos para mejorar el hábitat de aves esteparias.

En Andalucía, donde la empresa dispone de siete plantas solares en producción y está construyendo nueva capacidad renovable, se cuenta con una de las iniciativas más innovadoras: el apiario solar de la planta fotovoltaica de Carmona. En ella, donde además conviven las ovejas que realizan el desbroce natural del terreno, se van a plantar cultivos agrivoltaicos de plantas aromáticas que van a favorecer la polinización realizada por las colmenas instaladas en la planta. Se trata de una decena de colmenas tradicionales que conviven con otras inteligentes dotadas de la última tecnología.

La miel solar que se produce en esta instalación abastece a las monjas del convento de Carmona, que utilizan esta miel para la elaboración de sus dulces artesanos, cuya venta sirve para promover acciones sociales. Además, esta miel solar, cuya etiqueta ha sido diseñada por las personas que acuden al centro de día de la ciudad, también llega a un panadero tradicional de Carmona, que elabora un pan artesano con esta miel como ingrediente principal. La planta solar también cuenta con una pantalla vegetal y nidos de aves y quirópteros para favorecer el ecosistema local y controlar las plagas.

Aves esteparias

En la provincia de Málaga, donde Endesa tiene la planta solar de La Vega 1 y La Vega 2, efectúa medidas agroambientales en una superficie de unas 60 hectáreas para el desarrollo de aves esteparias, algunas de ellas en peligro de extinción. Asimismo, en esta instalación se están llevando a cabo técnicas de ‘hacking’ para el desarrollo de una especie también vulnerable como es el ‘cernícalo primilla’. Esta acción no solo se está implantando en la planta solar, sino también en la cercana planta eólica de Los Arcos, donde la empresa está marcando con transmisores GPS 5 ejemplares de ‘aguilucho cenizo’ y llevando a cabo medidas agroambientales en favor de esta especie en una superficie de cerca de 62 hectáreas.

Las centrales hidroeléctricas que Endesa tiene en Andalucía, por su parte, también son foco de biodiversidad, con actuaciones para la protección de murciélagos en las de Doña Aldonza, Guadalmena, Tranco de Beas, Pampaneira, Gobantes, Pintado y en la presa de Gaitanejo. En estas plantas renovables, Endesa ha instalado casas para esta especie con el fin de controlar su estado y población.

Además, en la central hidroeléctrica de Chillar se están llevando a cabo acciones para el control del ‘sapo partero bético’, mientras que en la central de Dilar se están realizando trabajos para la monitorización de reptiles y anfibios. Muchas de estas centrales, como las de Tajo de la Encantada, Gobantes, Iznajar y Jauja, también están sirviendo para el control de una especie invasora como el mejillón cebra. En ellas, se están ejecutando actuaciones de limpieza y retirada de esta especie en rejas y tomas a instalaciones.

Por último, en Canarias Endesa está realizando acciones para proteger la biodiversidad en el entorno de las instalaciones renovables de Enel Green Power España. En este sentido, en el parque eólico de Fuencaliente (La Palma) ha desarrollado un innovador sistema de protección de aves en vuelo, principalmente de ‘pardela cenicienta atlántica’, con iluminación láser.

Esta ave marina, que pasa la mayor parte del año mar adentro y vuelve a tierra para anidar, se encuentra incluida en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (RD 139/2011) y en el Catálogo Canario de Especies Protegidas (Ley 4/2010). De ahí la importancia de este innovador sistema, que actúa como un faro para esta especie de hábitos nocturnos.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIOEste contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas: 

Categoría

Artículos calientes

  • 07/02/2022
  • 31/01/2022
  • 15/02/2022
  • 30/01/2022
  • 02/02/2022
  • 07/02/2022
  • 19/05/2022
  • 05/02/2022