Hogarmarriage → Probamos las mejores mochilas portabebés: ¿merece la pena comprarse una Ergobaby?

Probamos las mejores mochilas portabebés: ¿merece la pena comprarse una Ergobaby?
party location

Por mens

  • 12/05/2022
333 Puntos de vista

Probamos las mejores mochilas portabebés: ¿merece la pena comprarse una Ergobaby?

¿Es beneficioso el porteo para el bebé? ¿Y para el adulto que portea? ¿Son iguales todas las mochilas portabebés? Si acabas de tener un hijo o viene en camino, es bastante probable que estas (y otras muchas) preguntas te empiecen a acechar. El porteo lleva ya tiempo de moda, aunque es una práctica ancestral.

Un carrito; una sillita para el coche; una cuna o moisés (¿has pensando en practicar el colecho?); un cambiador, un bolso para transportar los imprescindibles del bebé (es decir, hordas de pañales, baberos, trapitos, biberones, chupetes, toallitas...); bodies para cualquier ocasión; un sacaleches; quizás una bañera para recién nacidos...

La lista puede llegar a ser enorme, y todos sabemos que los artículos de puericultura no destacan por su bajo precio. Así que, si estás valorando sumarte al porteo, conviene también que tengas controlados sus beneficios y, por supuesto, cuáles son las mejores mochilas portabebés por su relación calidad-precio.

¿QUÉ BENEFICIOS TIENE EL PORTEO PARA LOS BEBÉS?...

Según la Asociación Española de Pediatría son muchos los beneficios que hay para el bebé.

Se potencia un apego más seguro, lo que mejora el desarrollo y crea adultos independientes y seguros.

Los bebés duermen mejory en prematuros el método canguro ofrece grandes beneficios físicos y emocionales.

Mejora el tono muscular y la curvatura fisiológica de la espalda, ya que protege su desarrollo.

Favorece la lactancia materna al estar tan próximo a la zona y se aumenta la producción de leche.

Previene la plagiocefalia postural o deformación de la cabeza porque no pasa tanto tiempo en la cuna.

Favorece un correcto desarrollo de sus caderas.

Llora menos, ya que se siente más protegido, sufre menos del cólico del lactante, tienen menos estrés y una mayor tolerancia al dolor, expulsan mejor los gases

... ¿Y PARA LOS ADULTOS?

La autonomía y la movilidad son claves. Hay que tener en cuenta que el adulto puede moverse con bastante libertad y hacer cosas mientras lleva a su hijo. Además, puede ayudar a hacer frente a la depresión postparto ya que mejora la autoestima de la madre porque los bebés lloran menos y duermen mejor. No es algo negativo para la espalda tampoco. Eso sí, hay que usarlos correctamente, deben ser ergonómicos y estar homologados.

Y aquí entramos nosotros, que no vamos a debatir si el porteo es vital o no, pero sí vamos a intentar dar con la mejor mochila portabebés por su relación calidad precio.

Una de las que más figura en la lista de regalos para la baby shower es la Ergobaby. Cuatro posiciones de transporte ergonómicas, para niños hasta 20 kilos, cinturón con soporte lumbar, tirantes acolchados y ajustables, material 3D Air Mesh transpirable...

Su asiento estructurado permite la postura natural del bebé (la famosa posición de rana), tiene una protección para el cuello y una protección solar UV 50+. La puedes meter en la lavadora sin problema (y menos mal) y la tienes disponible en diversos colores.

Puedes comprarla aquí por 159,90 euros.

Una de las pegas de la Ergobaby es su precio, por encima de los 150 euros. Por eso, hemos buceado en Amazon en busca de alternativas parecidas, con muy buenas opiniones pero un precio mucho más reducido (entre los 30 y los 40 euros). Han sido tres: Lictin, Infantino y Eccomum. Se las hemos entregado a tres parejas con hijos que ya practican el porteo y que ya cuentan con la famosa Ergobaby. El encargo ha sido claro: ¿Merece la pena gastarse 150 euros o las alternativas más económicas cumplen también su función?

mochila Lictin, 34 euros

Puedes comprarla aquí por 34,68 euros.

La primera que vamos a valorar es la mochila Lictin. Seis posturas, hasta 20 kilos de peso, tejido suave para evitar fricciones, malla 3D y cintura transpirable... A priori, las características son similares a la Ergobaby, incluso esta gana por sus 2 posiciones extra. Cuenta con un gorrito incorporado para proteger al bebé del sol, el viento o la lluvia y una cadena para colgar chupetes o un juguete pequeño. También piensa en el adulto, porque tiene un bolsillo lateral para guardar el móvil o las llaves.

Tiene un asiento acolchado y, por supuesto, se puede ajustar y se distribuye el peso de forma uniforme.

Probamos las mejores mochilas portabebés: ¿merece la pena comprarse una Ergobaby?

Puedes comprarla aquí por 34,68 euros.

Para conocer sus puntos fuertes y débiles se la damos a Natalia y Rudy, una pareja con dos hijas de 2 años y 7 meses (Sofía y Lily).

Tenemos dos niñas pequeñas, una de dos años y otra de cinco meses. Desde que nació la mayor (Sofía), hemos estado OBSESIONADOS con la mochila Ergobaby. No sé qué haríamos sin ella, es la única manera que tenemos de calmar a nuestras niñas y que se queden dormidas. La mochila ha viajado con nosotros a EEUU en nuestra luna de miel, la hemos llevado de vacaciones a la playa, hemos hecho hikking por la montaña, hasta la utilizamos en la cocina mientas preparamos la cena.

Cuando nos dispusimos a probar una nueva mochila (marca Lictin) nos miramos muy seriamente y pensamos: "Imposible que nos guste tanto como la que tenemos". Partiendo ya con este sentimiento de deber nuestra vida a la Ergobaby, hemos intentado hacer una reseña lo más objetiva posible.

Lo primero que nos llamó la atención es que el material es mucho más ligero que la Ergobaby. Esto es bueno, ya que al enrollarla es bastante pequeñita y te puede caber hasta en el bolso. Lo reconocemos, la Ergobaby ocupa más espacio y es un jaleo cuándo quieres guardarla en un bolso de mano y llevártela por si acaso. Dicho esto, el material de la mochila Lictin parece menos resistente.

Al probarnos la mochila no nos gustó el soporte de la espalda, no se termina de adaptar a la cintura. La mochila tiene un velcro y aún usando la talla más pequeña sigue quedando un poco grande. Esto es un problema, porque el objetivo de que sea ergonómica es precisamente que puedas cargar todo tu peso en la espalda.

La Ergobaby soporta mejor la espalda y permite distribuir mejor el peso. Otro punto negativo es que no puedes cambiar el ajuste del asiento, es decir, en la Ergobaby puedes hacer la tela donde va sentado el niño más grande o más pequeña para que se adapte al peso y altura del bebé. Es muy importante este factor, ya que las piernas tienen que ir en forma de M y no es lo mismo el asiento que necesitará un bebé de un mes al de un niño de 1 año. La Ergobaby tiene unos velcros que te permiten abrir o cerrar más la tela donde va sentado dejando más o menos apertura en las piernas.

La mochila Lictinestá muy pero que muy bien para su precio. Es cómoda y a nuestra niña de 7 meses le encanta. Ambas mochilas tienen la opción de poner una tela por encima de la cabecita para que no le de el sol cuando salimos a pasear. Pero nuestra opinión es clara: todo depende del uso que le quieras dar pero, si te lo puedes permitir (estamos hablando de unos 150 euros), compra la Ergobaby.

Eso sí, dudamos de que por 30 euros encuentres algo mejor que la Lictin. La pena es que la diferencia de precios sea tan grande y que no haya una mochila con un precio entre medias que mejore un poco las prestaciones de Lictin y que no alcance las tres cifras.

Puedes comprar la mochila Lictin aquí por 34,68 euros.

Puedes comprar la Ergobaby aquí por 159,90 euros.

Mochila infantino, 45 euros

La mochila de la marca Infantino la probarán María y Benito, padres de Naira (21 meses) y también amantes del porteo. Este modelo cuenta con capucha y un asiento ergonómico para el apoyo de las rodillas. Las correas al hombro y el cinturón son ajustables y cuenta con dos posiciones de uso. Es para niños hasta los 18 kilos.

Puedes comprar la mochila Infantino aquí por 44,99 euros.

Como madre primeriza que soy, una de las cosas que descubrí al poco de quedarme embarazada es que el mundo de los productos de puericultura es infinito. Y cuando digo infinito es que, de verdad, no tiene límites. Hay ferias, tiendas especializadas, profesiones que nunca habríamos pensado... Cuando te pones a buscar una mochila portabebés, puedes encontrar miles de opiniones y comparativas, así que a la hora de dar una opinión quiero dejar claro que la doy como madre. No soy experta en porteo, a pesar de haber leído mucho sobre ello. Yo solo compartiré mis impresiones como madre al igual que lo hago en mi blog, Aprendiendo a ser mamá.

En mi caso he probado tres soluciones distintas: el fular Koala Cuddle Band de Koala Baby Care, la mochila Ergobaby Omni 360 Cool Air Mesh y la mochila Infantino Cuddle Up Ergonomic Hoodie.

Para los primeros meses, mi solución favorita fue el fular de Koala. Cuando tienen menos de 6 meses, los bebés tienen poco control de su cuerpo y yo buscaba un mayor ajuste. Se pone como una camiseta, por lo que no necesitas ayuda de nadie para sujetar al bebe mientras vas anudando. El tejido es transpirable y al ser de tela se ajusta bien tanto a personas más grandes (como es el caso de mi marido) como a mí. A partir del año ya pesaba demasiado y nos cambiamos a la mochila, también para paseos largos o para viajes.

Puedes comprar aquí el fular de Koala por 44,70 euros.

Mis amigos me regalaron la mochila Ergobaby, el Ferrari de las mochilas. Y la voy a comparar con la Infantino. Está indicada desde los 5,5 kg hasta los 18 kg, lo que en bebé promedio se traduce en 4 meses a 4 años.

La Infantino te permite solamente dos posiciones: posición delantera y en la espalda. Aquí sale ganando la mochila Ergobaby, ya que te permite todas las posiciones de porteo (posición frontal mirando hacia dentro, posición frontal mirando hacia afuera, posición en la cadera con un solo hombro y posición a la espalda). Probablemente esto en un principio sea de poca importancia, ya que hasta los 5 o 6 meses porteas al bebe solamente en posición delantera, pero a partir del año es muy útil tener otras opciones.

La mochila Infantino tiene una capucha de protección cogida con velcro y con un arco de sujeción. Es de colores, hecha con una tela muy suave y monísima. Sin embargo, es un extra que solo te sirve para cuando el bebé es muy pequeño. En el caso de Naira, la capucha le queda a la altura de los hombros, por lo que no lo usamos.

Debo reconocer que si hay una cosa con la que me he decantado por la mochila Infantino y es que tiene un bolsillo delantero. Sirve para meter las manos durante el paseo y es muy práctico. Instintivamente, todas las mamis y papis tendemos a colocarlas debajo del culete cuando está mirando hacia a ti. Es la mayor chorrada del mundo y lo reconozco, pero el primer día que la usé me encantó y pensé en que solo por eso ya me hacia ir algo más cómoda.

Puedes comprar la mochila Infantino aquí por 44,99 euros.

La cintura de la Infantino ajusta desde 66 hasta 127 cm, cosa que para alguien de tamaño medio esta bien. Sin embargo, si te pasa como a mí, que tienes un marido más grande de lo normal, no te recomiendo esta mochila.

Por su parte, la Ergobaby cuenta con un soporte lumbar para una mayor comodidad, lo que la hace perfecta para trayectos más largos y para cuando el bebé va pesando más. La Infantino tiene un soporte, pero no ajusta de la misma manera.

Es importante tener en cuenta que la mochila Ergobaby es además evolutiva y se va adaptando al tamaño del bebé según pasan los meses, cosa que con la Infantino no sucede.

Para madres primerizas puede que sea más fácil la Infantino, porque es mucho más sencillo colocar al bebé sin ayuda. La Infantino se separa por partes y la Ergobaby no, por lo que tienes que poner la parte lumbar y subir al bebé al mismo tiempo que subes los tirantes.

Otra clave en la que hay que fijarse es la transpiración. Cuando porteas estás pegado al bebé, por lo que generas mucho calor. Con la Infantino, mi marido y yo hemos acabado bañados en sudor, ya que la tela es peor. La Ergobay tiene la última tecnología en ventilación para garantizar que ambos vayáis fresquitos.

El lavado de ambas puede hacerse en máquina sin problema. Y en cuanto a peso, dimensiones y espacio que ocupan, yo diría que son bastante similares".

¿CON CUÁL ME QUEDO?

"En el último factor en el que sí gana la mochila Infantino es en el precio. Sin duda, la Ergobaby no es una mochila clasificable como barata. Sin embargo, haciendo una comparativa de relación calidad precio, creo que, si es algo que vas a utilizar, merece la pena pagar por lo que ofrece.

Puedes comprar la Ergobaby Omni 360 aquí por 189 euros.

Puedes comprar la Infantino aquí por 44,99 euros.

Eccomum, 50 EUROS

La mochila Eccomum tiene también un precio asequible de 50 euros y la marca asegura que se va adaptando al desarrollo y las distintas necesidades del bebé. Tiene tres combinaciones distintas y el asiento de algodón con memoria 3D se adapta perfectamente al contorno de la cadera del bebé. La carga se distribuye muy bien gracias a sus correas y cinturones ajustables y acolchados y está hecha de algodón clásico suave, para una transpiración buena y una gran resistencia.

Esta se la damos a probar a Verónica y Alba (16 meses).

Puedes comprar aquí la mochila Eccomum por 49,99 euros.

"Cuando nació mi hija, mis amigos del pueblo me regalaron una mochila portabebés de la marca Ergobaby. Y la he usado a diario desde que empezó la guardería en septiembre. Está muy cerca de casa y el carro es demasiado aparatoso para hacer ese trayecto tan corto.

Hace un par de meses me ofrecieron la posibilidad de probar otra de una marca más barata, pero con muy buenas opiniones en Amazon. Tras probar ambos modelos, he sacado las siguientes conclusiones.

La mochila Ergobaby se adapta muy bien a tu cuerpo y al del bebé. Tiene refuerzos en la zona lumbar de la espalda, algo que se agradece mucho cuando los peques se van haciendo mayores y van pesando más. Además, las correas son lo suficientemente largas como para que sirva la mochila a cualquier persona, sin importar la altura. Asimismo, destaca por su buen acabado y se nota que los materiales con los que está hecha son muy resistentes.

Puedes comprar aquí la mochila Eccomum por 49,99 euros.

Además, se puede comprar (aparte) un adaptador para recién nacidos que se integra dentro de la mochila y que viene muy bien durante las primeras semanas o si el bebé ha nacido pequeñito. Eso sí, el precio de todo ello, salvo que encuentres una buena oferta, ronda los 170 euros. En conclusión la calidad se paga. Como regalo de algún familiar o amigo es perfecta. También si la vas a usar mucho, como es mi caso, y te lo puedes permitir. Yo la volvería a elegir otra vez.

Respecto a la mochila Eccomum, el aspecto más destacado es su precio, perfecto si no te quieres gastar mucho dinero o si crees que vas a usarla poco, ya que cumple con creces su objetivo desde un punto de vista relación calidad-precio.

Como aspectos positivos, tiene varios bolsillos para guardar el móvil, la cartera o las llaves de casa, algo que la Ergobaby no tiene. Son muy útiles si no quieres llevar también un bolso o los bolsillos del pantalón llenos. Además, se puede desmontar, lo que permite lavar alguna parte en concreto que se haya manchado, y por lo tanto, secarse también en menos tiempo.

Cuenta con una base desmontable para portear al bebé sin tener la mochila puesta y no cargar los brazos. Esto viene bien cuando los peques ya no son tan peques y quieren que les lleves en brazos, pero no todo el rato. Por poner alguna pega, diría que el material parece menos resistente y transpirable y, además, cuesta un poco ponérsela a uno mismo. En conclusión, si la vas a usar de forma ocasional y no quieres gastarte mucho dinero, esta mochila cumple de sobra su objetivo. Pero, si realmente vas a usarla a diario, quizá te interese invertir un poco más en una de gama superior".

*En calidad de Afiliado de Amazon, Bazar obtiene ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.


Etiquetas: 

Categoría

Artículos calientes

  • 02/02/2022
  • 30/01/2022
  • 31/01/2022
  • 05/02/2022
  • 07/02/2022
  • 07/02/2022
  • 15/02/2022
  • 01/02/2022